perro y gato

Puede un perro comer comida de gato?

Puede un perro comer comida de gatos? Mientras que a la mayoría de los perros les encanta comer comida para gatos, hay una razón por la que los gatos comen comida para gatos y los perros comen comida para perros. Tu perro probablemente no se verá perjudicado si le das a escondidas algo de comida para gatos de vez en cuando, pero no es algo que debas darle de manera consistente.

Gatos vs. Perros: Nutrición

Los gatos y los perros tienen diferentes requerimientos de dieta. Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que los gatos deben comer carne. Es una necesidad biológica. Los perros, contrariamente a algunas creencias, son omnívoros, lo que significa que comen carne y vegetales, por lo que necesitan una dieta más variada que sólo carne para satisfacer sus requerimientos nutricionales.

La comida para gatos tiene muchas más proteínas basadas en la carne que la comida para perros. Esto podría ser el motivo por el que la comida para gatos es tan atractiva para los perros, ya que el olor y el sabor de la carne son tan fuertes. Sin embargo, sólo porque a los perros se les antoje, no significa que deban comerla.

A menos que su veterinario le recomiende lo contrario, el mejor alimento para su perro es la comida para perros, no para gatos.

Los perros pueden comer comida de gato?

Complicaciones de la alimentación de los perros con comida para gatos

Si su perro come mucho alimento para gatos de forma regular, o si está alimentando a su perro con una dieta de alimentos para gatos en lugar de alimentos para perros, pueden surgir complicaciones, ya que no tiene el equilibrio correcto de proteínas, fibra y todos los nutrientes que los perros necesitan para mantenerse sanos.

Sin duda, los perros pueden sobrevivir con comida para gatos en una situación difícil, pero el desequilibrio de nutrientes puede provocar trastornos gastrointestinales, obesidad y pancreatitis. La pancreatitis requiere atención veterinaria inmediata. Los síntomas incluyen dolor abdominal y espalda encorvada, letargo y debilidad, pérdida de apetito, vómitos y diarrea, abdomen distendido y fiebre. Aunque su perro coma comida para gatos y no sufra ningún efecto negativo evidente, los altos niveles de proteína pueden ser perjudiciales para su hígado y riñón.

Mi perro se comió el alimento para gatos – ¿Qué hago?

Los perros se meten en la comida para gatos todo el tiempo. Algunos roban del tazón del gato, otros se meten en bolsas y contenedores de comida. Comer comida para gatos en ocasiones puede provocar nada más que vómitos y diarrea, pero esto puede variar de un perro a otro. Si su perro muestra signos de malestar intestinal después de comer comida para gatos, llame a su veterinario.

Si su perro se alimenta regularmente de comida para gatos, es mejor cambiar el lugar donde guarda la comida de su gato o el lugar y la forma en que lo alimenta.

Como regla general, intente disuadir a su perro de comer comida para gatos sin supervisión colocándola fuera de su alcance. Como siempre, preste atención a la reacción de su perro cuando le dé algo nuevo y hable con su veterinario sobre cualquier preocupación que pueda tener.

¿Pueden los gatos comer comida para perros?

Si eres un amante de los perros que también comparte tu casa con los gatos, hay una cosa más que debes saber. Así como es peligroso alimentar a los perros sólo con comida para gatos, los gatos no pueden sobrevivir sólo con comida para perros. La comida de perro carece de suficiente vitamina A y taurina, dos nutrientes que los gatos necesitan para llevar una vida sana. La comida para perros también es deficiente en ácido araquidónico y carece de los niveles adecuados de proteínas de la carne que necesitan los gatos.

Alimentar a su mascota con una dieta completa y equilibrada es uno de los componentes más importantes para mantenerla en buena salud. Para obtener más consejos sobre la alimentación de su perro, vea el siguiente vídeo.

 Perropug.site no asume ninguna responsabilidad por el contenido de esta página. Este consejo no sustituye una consulta adecuada con un veterinario y sólo pretende ser una guía. Por favor, póngase en contacto con su clínica veterinaria local para obtener asesoramiento o tratamiento inmediatamente si está preocupado por la salud de su mascota – incluso si están cerrados, siempre tendrán un servicio fuera de horario disponible.