col roja

Mi perro puede comer repollo?

Se le puede dar repollo a los perros? El repollo, o la col o la col roja es una verdura de hoja y crucífera, es un ingrediente común que se añade a muchas recetas y guisos, y es uno de los alimentos reconfortantes por excelencia. Es de bajo costo y fácil de hacer, además de estar repleto de vitaminas y nutrientes. Pero….

¿Puede mi perro comer repollo? La respuesta es sí.

Beneficios de la col o repollo para la salud de los perros

Si quiere empezar a añadir más verduras para complementar la dieta de su perro, las verduras de hoja son un buen punto de partida. No sólo es seguro para los perros comer col, sino que puede prepararse de varias maneras. Ya sea que se ofrezca sola como una golosina verde, cortada y servida con su croqueta, o incluso horneada y rellena con otros ingredientes aptos para mascotas (o incluso su propia comida), los perros pueden comer col junto con sus «padres».
Mejor aún, el repollo también puede proporcionarle a su perro una serie de beneficios para la salud. La col es una rica fuente de importantes vitaminas, como las vitaminas K, C, B6, B1. También está llena de fibra saludable y minerales esenciales como el manganeso, el cobre y el potasio. Se cree que la col roja, en particular, tiene fuertes propiedades para combatir el cáncer. Aunque los perros obtienen la mayor parte de la nutrición que necesitan de su alimentación habitual, nunca está de más ofrecer de vez en cuando alimentos humanos saludables como la col (a menos que el veterinario lo desaconseje).
Además, la col tiene altos niveles de poderosos compuestos antioxidantes llamados fitonutrientes. Los polifenoles de la col la convierten en la verdura crucífera con más antioxidantes, lo que puede ayudar a apoyar la salud tanto de los humanos como de los caninos. Los antioxidantes ayudan a reducir los radicales libres en la sangre, lo que contribuye a la prevención de enfermedades como el cáncer. También pueden ayudar a su amigo de cuatro patas a reforzar su sistema inmunológico de forma natural, e incluso pueden reducir el riesgo de que su perro desarrolle ciertas enfermedades o condiciones de salud, como las enfermedades cardíacas.
Otro beneficio es que la col ha demostrado promover un sistema gastrointestinal saludable en los perros y ayudar en la digestión adecuada como resultado de su alto contenido de fibra. Incluso puede tener un impacto positivo en la piel, ya que ayuda a mantenerla libre de irritaciones; comer repollo promueve una piel más saludable desde el interior hacia el exterior, tanto para los humanos como para los perros, convirtiéndolo en un excelente bocadillo para las mascotas que sufren de piel seca o áspera.
Por supuesto, los perros son carnívoros por naturaleza, así que aunque las verduras pueden ser saludables para que las coman de vez en cuando, la carne debe seguir siendo la mayor parte de su dieta.
repollo

Peligros del repollo para los perros

Uno de los principales peligros de la col para los perros es el mismo que para los humanos: si comemos demasiado de esta verdura verde y frondosa, puede causar trastornos estomacales y síntomas como gases excesivos y flatulencias.
Por eso, aunque algo sea saludable para los perros, no significa que se les deba permitir comer todo lo que quieran. Siempre consulte con su veterinario antes de ofrecerle repollo o cualquier otro «alimento para personas» a su perro, ya que puede orientarle en función de su estado de salud individual. Como regla general, ofrezca siempre una pequeña cantidad de un alimento nuevo como la col y vigile a su perro durante unas 24 horas para detectar los síntomas que puedan no estar de acuerdo con él, como las heces acuosas.
Un grave peligro de permitir que su perro coma demasiada col es que en realidad puede causar hipotiroidismo, aunque su perro tiene que comer mucho repollo para que eso suceda. La col contiene tiocianato, que es un compuesto natural que impacta en la glándula tiroides. Sin embargo, cocinar a fondo la col (por ejemplo, hirviéndola o cociéndola al vapor) antes de ofrecérsela a su amigo de cuatro patas es una forma de eliminar eficazmente este compuesto de la col.
Aunque los perros pueden comer col de cualquier color o forma de con moderación, siempre es mejor cocinar la col porque será más fácil para su perro masticar y digerir y le proporcionará protección contra el ligero riesgo de causar hipotiroidismo. Y, por supuesto, ya sea que esté preparando col morada, napa, saboyana, roja o cualquier otro tipo de col, siempre asegúrese de omitir cualquier especia, condimento u otro aditivo que pueda no ser agradable para el perro, créanos, a su perro probablemente no le importará el sabor natural «suave» de la col o de cualquier otro vegetal.

Tal vez te interese estos artículos

Otros artículos