Alimentos prohibidos para perros.

¿Sabe cuales son los alimentos  malos para su perro? ¿Ha estado dando alimentos tóxicos de su plato para darle a su perro un trato especial?

Como dueño cuidadoso, es importante que sepa qué alimentos pueden dañar a su perro. De este modo, sólo podrá ofrecerle alimentos saludables y mantener los venenosos fuera de su alcance.
La cocina puede ser un patio de recreo virtual para la nariz y las papilas gustativas de un perro y de las personas tambien . A la mayoría de los perros les encanta la comida y especialmente anhelan «comida para personas». Los expertos en perros han desaconsejado durante años la alimentación con restos de comida a los perros debido al potencial de toxicidad, enfermedad, obesidad y mala salud en general.
Aunque se pueden preparar dietas saludables y bien equilibradas para los perros con comida para humanos, es esencial alimentarlos con los alimentos adecuados. Sepa qué alimentos son malos para los perros  para poder prevenir el envenenamiento y mantener a su perro sano.
Asegúrese de buscar atención veterinaria inmediatamente si sospecha que su perro ha ingerido un alimento tóxico.

Estos son los alimentos dañinos para perros

Las uvas y las pasas

uvas

es unos de los alimentos malos para pug y todos los demás perros, pueden causar daños irreversibles en los riñones, que pueden provocar la muerte.

Ingerir tan sólo cuatro o cinco uvas o pasas puede ser venenoso para un perro de unos 10 kilos, aunque la dosis tóxica exacta no está establecida. La sensibilidad depende del perro en particular.
Los signos de toxicidad incluyen vómitos, pérdida de apetito, diarrea, dolor abdominal, disminución de la producción de orina (que puede llevar a la falta de producción de orina), debilidad y marcha en estado de embriaguez. Las uva uvas son sin duda uno de los alimentos más dañinos para los perros.
La aparición de los signos suele producirse en un plazo de 24 horas (aunque pueden comenzar sólo unas horas después de su consumo).
El veterinario puede comenzar induciendo el vómito, o se puede hacer un lavado de estómago (lavado gástrico). El tratamiento implica un cuidado de apoyo agresivo, especialmente terapia de fluidos y medicamentos.

Cebollas

cebolla
Las cebollas, son otros de los alimentos prohibidos para los perros, pueden causar una forma de anemia hemolítica llamada anemia corporal de Heinz, una condición que causa la destrucción de los glóbulos rojos. El daño renal puede seguir.
La toxicidad puede ocurrir por alimentos similares como el ajo y el cebollino.
No está claro qué cantidad de cebollas es venenosa, pero los efectos pueden ser acumulativos. El envenenamiento puede resultar de las formas crudas, cocidas y deshidratadas. Evite alimentar con restos de mesa y cualquier alimento cocinado con cebollas (incluidos algunos alimentos para bebés). Compruebe los ingredientes.
Los signos son secundarios a la anemia e incluyen encías pálidas, ritmo cardíaco rápido, debilidad y letargo. Pueden observarse otros signos como vómitos, diarrea y orina con sangre.
El tratamiento puede consistir en transfusiones de sangre y/o administración de oxígeno seguido de una terapia de fluidos específica.

Alimentos toxicos para perros

El chocolate y el cacao

chocolate
desgraciadamente son otro de los  alimentos prohibidos para perros, contienen una sustancia química llamada teobromina que puede afectar negativamente al corazón, los pulmones, los riñones y el sistema nervioso central. La cafeína del chocolate también puede tener efectos tóxicos.
El chocolate puro para reposteria es el más tóxico, mientras que el chocolate con leche requiere una mayor cantidad para causar daño. Un perro de unos 10 kilos puede resultar envenenado después de consumir unas 50 gramos de chocolate para reposteria, pero se necesitarían casi 500g de chocolate con leche para causar daño. La ingestión de mantillo de cacao también puede ser tóxica.
Los signos incluyen excitación o hiperactividad, temblores, convulsiones, vómitos, diarrea, ritmo cardíaco anormal, marcha en estado de embriaguez, hipertermia y coma.
Las dosis no tóxicas de chocolate pueden causar algunas molestias gastrointestinales debido al contenido de grasa y a la acidez.
Si su perro ha ingerido una dosis tóxica, el veterinario puede inducirle el vómito o realizarle un lavado gástrico. El tratamiento suele incluir la administración de carbón activado y cuidados de apoyo agresivos con terapia de fluidos y medicamentos.

La cafeína

café

es bastante similar a la sustancia química tóxica del chocolate. Puede dañar el corazón, los pulmones, los riñones y el sistema nervioso central. Normalmente ingerirán estas sustancias por error ya que no es habitual que un dueño le de café a su perro porque es uno de los alimentos tóxicos para perros y los sobreexcitaría.

Las fuentes comunes de toxicidad incluyen píldoras de cafeína, granos de café y café liquido, grandes cantidades de té y chocolate.
Las señales  comienzan con inquietud, hiperactividad y vómitos. Estos pueden ser seguidos por jadeos, debilidad, aumento del ritmo cardíaco por la marcha en estado de ebriedad, temblores musculares y convulsiones.
El veterinario puede inducir el vómito o realizar un lavado gástrico. El tratamiento incluye la administración de carbón activado y cuidados de apoyo con terapia de fluidos y medicamentos.

Las nueces de macadamia

son otro de los alimentos prohibidos para el perro aunque generalmente no se consideran mortales, pueden hacer que su perro experimente una enfermedad grave.

No se conoce la toxina real, ni el mecanismo de la toxicidad.
La ingestión de sólo un puñado de nueces puede causar efectos adversos en cualquier perro.
Los signos incluyen vómitos, debilidad, depresión, marcha en estado de ebriedad, dolor en las articulaciones/músculos e hinchazón de las articulaciones.
La aparición de los signos suele ocurrir en un plazo de seis a 24 horas.
Los perros suelen ser tratados sintomáticamente y se recuperan en un plazo de 24 a 48 horas. Se pueden recomendar cuidados de apoyo en el hospital para los perros que se pongan muy enfermos.

El xilitol

es otro de los alimentos malos para los perros, es un edulcorante sin azúcar que se encuentra más a menudo en los chicles y los dulces. En los perros, estimula el páncreas para que secrete insulina, lo que provoca hipoglucemia (baja de azúcar en la sangre). La ingestión de xilitol también puede causar graves daños al hígado.

Tan sólo dos trozos de chicle pueden provocar hipoglucemia en un perro de 10kg. Un paquete de chicle puede causar daño al hígado.
Los signos de toxicidad pueden ocurrir dentro de 30 a 60 minutos e incluyen debilidad, marcha en estado de embriaguez, colapso y convulsiones.
El veterinario puede inducir el vómito o realizar un lavado gástrico. Es probable que el perro afectado necesite ser tratado por vía intravenosa con dextrosa (azúcar) y controlado de cerca durante uno o dos días. Muchos perros mejoran con los cuidados de apoyo si se les trata lo suficientemente pronto, aunque el daño hepático puede ser permanente. No solo por el contenido de azúcares y xilitol, los chicles son por su tamaño alimentos peligrosos para los perros.

Las bebidas alcohólicas

alcohol
contienen etanol, que es un compuesto químico gravemente tóxico que causa depresión del sistema nervioso central y respiratorio.
Las masas de levadura sin cocer también producen etanol.
Incluso pequeñas cantidades pueden causar efectos tóxicos.
Los signos incluyen sedación, depresión, letargo, debilidad, marcha en estado de embriaguez e hipotermia (baja temperatura corporal).
El etanol se absorbe rápidamente en el sistema, por lo que es importante buscar atención médica rápidamente. No suele ser útil inducir el vómito. El tratamiento incluye cuidados de apoyo agresivos con terapia de fluidos y medicamentos.
Bajo circunstancias controladas, los veterinarios utilizan el alcohol como antídoto para la intoxicación por anticongelante (etilenglicol).

Las semillas

semillas

de manzana, los huesos de cereza, de melocotón y de ciruela contienen la toxina del cianuro.

Los signos de intoxicación por cianuro incluyen vómitos, respiración pesada, taquicardia apnea, arritmias cardíacas, coma e irritación de la piel.
En algunos casos, se dispone de antídotos. Otros tratamientos incluyen terapia de oxígeno, fluidos y cuidados de apoyo.
Tenga en cuenta que las hojas, la fruta, las semillas y la corteza de los aguacates contienen persina, que puede causar vómitos y diarrea en los perros. Además, el contenido de grasa no es saludable para los perros, lo que hace de esta sea considerada una de las comidas toxicas para perros.

Los alimentos mohosos o podridos

pueden causar muchos problemas a su perro, algunos más graves que otros. Cualquier alimento que parezca «pasado» debe mantenerse fuera de su alcance. Tenga especial cuidado de mantener a su perro alejado de los cubos de basura.
El botulismo, a menudo proveniente de la basura, puede causar parálisis, disminución del ritmo cardíaco, estreñimiento y retención de orina. Una antitoxina es efectiva sólo si el envenenamiento se detecta a tiempo.
La fruta podrida produce etanol, causando los mismos efectos asociados con la ingestión de alcohol o masa.
Los alimentos mohosos contienen toxinas que pueden causar temblores musculares, convulsiones y borracheras.
La terapia depende de la toxina. El veterinario puede inducir el vómito. A veces, el tratamiento incluye carbón activado. A menudo es necesario un cuidado de apoyo con líquidos y medicamentos.

Tal vez te interesen estos artículos